miércoles, 5 de septiembre de 2012

Vampiro azul marino


- Vete a tomar por saco, Derek – dijo Mía mientras colgaba el pequeño auricular que  llevaba en las manos.
Sabía que lo que estaba haciendo podría ser peligroso pero no quería ver a su hermano Derek, sobretodo tras aquella fuerte discusión. Caminaba sin rumbo por aquella calle de Nueva York, la cual se encontraba vacía a excepción de ella. O eso creía Mía. Una mano la tapo la boca para evitar que gritara y la arrastro hasta un pequeño callejón oscuro. Mía se balanceaba intentando escapar pero le fue imposible. Pudo oler la fuerte colonia masculina de su atacante y, antes de sentir como dos colmillos se clavaban en su cuello, vio dos ojos azul marino entre la oscuridad. Y entonces, en esa noche de verano, nació un nuevo ser de las tinieblas creado por el vampiro de ojos azul marino

No hay comentarios:

Publicar un comentario