sábado, 18 de agosto de 2012

Concurso en Eterna Oscuridad

 

Enone esta organizando un concurso en uno de uno blogs (Eterna Oscuridad) donde sortea

Un ejemplar de: Eterna Oscuridad, La Sombra de una Esperanza




Ilustración de Elisa. Autora: Fany Carmona


Sinopsis de Eterna Oscuridad, La Sombra de una Esperanza

Un camino tortuoso que seguir, una senda oscura que recorrer, enemigos mortales compartiendo un mismo viaje, extraños caminando en busca de la Salvación. 
Un Mundo corrompido por las envidias y por las traiciones donde la mentira se esconde detrás de cada piedra. Humanos, Vampiros, Licántropos y Brujos conviven en una ficticia normalidad en donde la Orden intenta imponer su Equilibrio. Nada es lo que parece y todo es verdad.
 
Tamara Díaz crea un mundo fantástico cuyos personajes esconden en su interior verdades difíciles de aceptar. Da vida a unos seres nada corrientes que se escapan del típico arquetipo. Una maravillosa y apasionante novela.

¿ A que esperáis para apuntaros en este fantástico concurso?














viernes, 17 de agosto de 2012

Sorteo en: Crónicas de los Reinos



Eline Dieva    ha organizado un sorteo en su magnifico blog Crónicas de los Reinos
El premio es un ejemplar de "La Química Secreta de los Encuentros" escrito por   Marc Levy   

Sinopsis de La Química Secreta de los Encuentros  

Londres, 1950. Alice es creadora de perfumes, y vive una vida tranquila entre su trabajo, que le apasiona, y su grupo de amigos. Pero la víspera de navidad su vida cambia para siempre. Alice y sus amigos deciden ir a pasar el día a la feria de Brighton. Allí, una vidente le predice un misterioso futuro… Nunca ha creído en estas cosas pero esta vez no puede borrar las palabras de la vidente de su mente y empieza a tener pesadillas por las noches, unas pesadillas que parecen tan reales como incomprensibles. Su excéntrico, cascarrabias y divertido vecino, el Monsieur Daldry la convence para que se tome en serio la predicción y emprenda un viaje para encontrar a las seis personas que la llevarán hasta su destino, un viaje de Londres a Estambul que realizarán juntos… y que les transformará como nunca habían imaginado.      

¿Os vais a perder el sorteo?                   

lunes, 13 de agosto de 2012

Las luces de setiembre


   Las luces de setiembre

Autor: Carlos Ruiz Zafón

Genero: Literatura juvenil
Serie: La Trilogía de la Niebla
Idioma: Español

Editorial: Edebé
País: España
Fecha de publicación: 1995

Paginas: 284

ISBN: 84-236-3783-2



 Sinopsis:
 Un verano que dejó una huella de aventura y emociones. 
Un misterioso fabricante de juguetes que vive recluido en una gigantesca mansión poblada de seres mecánicos y sombras del pasado... 
Un enigma en torno a extrañas luces que brillan entre la niebla que rodea el islote del faro. 
Una criatura de pesadilla que se oculta en lo más profundo del bosque...

Estos y otros elementos tejen la trama del misterio que unirá a Irene e Ismael para siempre durante un mágico verano en Bahía Azul. Un misterio que los llevará a vivir la más emocionante de las aventuras en un laberíntico mundo de luces y sombras. 

Mi opinión

Ha sido una historia fantástica que me a gustado mucho. En dos o tres días me la he podido leer y puedo decir que es una historia muy buena, que al principio cuesta avanzar (al menos a mi) pero que acaba enganchando. He llegado a sentir miedo en algún trozo de la historia (entenderme: tres o cuatro de la mañana, toda la familia durmiendo, con una sola luz encendida en toda la casa y yo leyendo como matan a uno de los personajes o como ... mejor me callo) La historia pasa un año antes de la 2ª guerra mundial, inspirada en Bahia Azul y he de decir que el final me ha defraudado bastante (termina con una carta escrita por Irene)
Mi abuelo, mi primo y yo opinamos lo mismo del final y la verdad es que sobraba. Igualmente, la historia es una maravilla y a valido la pena leerla. Os la recomiendo

jueves, 2 de agosto de 2012

Lo trajo la lluvia


Lo trajo la lluvia ¿Qué que trajo? Pues agua. Agua dulce y salada al mismo tiempo. Que refresca mi piel con solo tocarla. Que me quita el calor ¿Y sabéis que es lo que mas me gusta de la lluvia? Que deja charcos de agua por el  suelo y que tan solo mirar esos charcos me vienen a la mente todos aquellos buenos momentos de cuando era niña. Cuando el parque que estaba cerca de mi casa se llenaba de charcos y con mis pequeños pies metidos en esas diminutas botas de agua saltaba encima de ellos. Mi risa y la de muchos niños resonaba en aquel parque lleno de agua. Agua de lluvia. Si esta claro, lo trajo la lluvia.

Brisa


La anjana Brisa descansaba en el bosque en su forma humana mientras esperaba a Nicolás, el muchacho humano del que se había enamorado. Había quedado con el para despedirse, ella había roto una de las pocas normas que tenían las anjanas "Nunca enamorarse de un humano" y sabia que las consecuencias eran terribles. Brisa vio como una persona de cabellos revueltos se acercaba con una sonrisa en los labios. Ella le devolvió la sonrisa tiernamente. Se levanto del suelo y fue a abrazarlo. Cuando se separaron, Brisa le miro a los ojos e intento buscar las palabras para decirle lo que le tenia que decir
-Nicolás... yo... no nos podremos ver mas. Sabes que.... -
-Eres una anjana; una especie de hada/ninfa del bosque ¿y? ¿eso que importa? Podemos seguir juntos...-
- Si pero vagaríamos en sufrimiento y viviríamos así para siempre -
- Pero estaríamos juntos siempre ¿verdad? Y eso es lo importante -
- Nicolás no hagas esto mas difícil... tenemos que separarnos... Te quiero -
Brisa dio unos pasos para atrás y la anjana se fue encogiendo hasta parecerse a una mariposa. Brisa se fue volando y desapareció

-Brisa... Yo también te quiero...-

El bosque de Emma

Otro día y vuelve a llegar tarde al trabajo. Y encima, para variar, no ha dormido nada. Sale a toda prisa de
su casa y como puede busca algún taxi y, como no, están todos ocupados. Al final, Emma, ha decidido ir
andando. Ya ha llamado a Olivia, avisando que llegaría tarde. Emma mira al cielo y ve que esta nublado.
Acelera el paso porque sabe que si no la lluvia la empapara. Nunca había pasado por aquella calle y se
ha quedado embobada con esos enormes edificios. Sin darse cuenta, se mete en un bosque que esta cerca de la  ciudad. Cuando se da cuenta esta demasiado lejos de su hogar. Mira a su alrededor y miles de
recuerdos de su infancia le vienen a la mente ¡Cuanto tiempo! Piensa ella mirando el bosque. De
repente se da cuenta de que "su" bosque esta cambiado. Se fija mejor y se encuentra con botellas vacías,
bolsas, basura, etc.

- ¿Quien a podido hacer esto? -

Vuelve a mirar el cielo, pero esta vez no esta nublado. Mira hacia donde esta la ciudad y se encuentra con
una enorme nube de contaminación encima de su población. Mira de nuevo a su alrededor y sin pensarlo
dos veces, coge una bolsa del suelo y comienza a limpiar ese pequeño bosque de su infancia.

Las ninfas

Aquella tarde de otoño, aquel día en ese bosque... no lo podré olvidar nunca. Ese día pude ver lo que nunca imagine. Estaba sentado en una de las piedras del bosque cuando, de repente, comencé a escuchar
una hermosa melodía. No pude evitar levantarme y dirigirme a donde salía aquella canción. Cuando llegue me escondí tras uno de los arbustos y observé atentamente. Puede ver a tres muchachas jóvenes y bellas.
Cantaban y bailaban junto a unos animales salvajes. La música ceso. Me acerqué un poco mas y pude
escuchar su conversación.

- Kira ¿Que pasa? ¿Porque dejas de cantar? -

- Iris, Amira.... alguien nos observa, tengo ese presentimiento y sabéis que mis presentimientos nunca fallan -

Me retire un poco de mi escondrijo pero sin querer rompí una rama con mi pie. Las muchachas miraron mi
escondite y se acercaron con pasos temerosos, me habían descubierto. Me intente esconder un poco mas
pero me resulto imposible. Las jóvenes estaban apunto de apartar un poco el arbusto, pensé que estaba
perdido,  pero una voz suave y dulce llamo su atención. Ellas se fueron y me volví a quedar solo. Desde ese
momento no puedo dejar de pensar en aquellas chicas, en aquel bosque que he recorrido centenares de
veces sin resultado alguno. No puedo dejar de preguntarme si eran las ninfas del bosque que con su
felicidad daban vida a la naturaleza del lugar.